Servicio de redacción para webs

¿Crees que si estás bien posicionado en redes sociales no necesitas una página web? Nada más lejos de la realidad. Facebook, Instagram Twitter, YouTube, Linkedin… son los canales a través de los cuales llegas a tu audiencia, pero nunca hay que olvidar que tu página web es la nave nodriza.


Todo lo que hagas en redes sociales debe tener como objetivo atraer a tus potenciales clientes a tu página web.

Es tu tarjeta de presentación, el lugar donde debe estar toda la información actualizada y veraz de tu negocio, es un escaparate de tu producto abierto al mundo con pasarela de pago 24/365 y el lugar desde donde debes recopilar la base de datos necesaria para hablar de tú a tú con tus potenciales clientes a través del email marketing (no, no ha muerto y sigue siendo muy útil).


Tu página web ES TUYA y tienes el control absoluto sobre qué información quieres que aparezca en ella y cómo quieres que el usuario la reciba. Que sepamos, Facebook e Instagram de momento no son tuyos -a no ser que te llames Mark Zuckerberg-.


¿Te hemos convencido? Ok, estás decidido a encargar el diseño una página web para tu empresa (o a remodelar esa que te diseñaron en el pleistoceno) y contratas a un desarrollador que diseña una preciosa.

Y ahora… ¿qué vas a poner en tu página web? ¡Ahhhh, el contenido! Ese es el gran agujero negro.

Nosotras siempre decimos que hay páginas web que son como una nevera de última generación completamente vacía: preciosa, súper eficiente y absolutamente inútil. Es tan importante que el frigorífico enfríe bien como que esté lleno de alimentos frescos y apetecibles. Y ese es nuestro trabajo: encargarnos de llenarte la nevera.


Una de nuestras especialidades y una de las facetas de nuestro trabajo que más disfrutamos es la redacción de los textos que tu página web necesita para contar al mundo a qué te dedicas, en qué eres realmente bueno, qué puedes hacer para ayudar a tu cliente a que su vida sea un poquito más sencilla.


Textos claros, bien redactados, con una gramática impecable y sobre todo, con alma.

Para ello trabajamos en coordinación con el webmaster, que nos indica sus necesidades y las directrices SEO que deben cumplir los textos. También entrevistamos al equipo de cada empresa para impregnarnos de su filosofía y ser capaces de transmitirla mejor. Nos apoyamos en nuestra formación en Filología y en Historia del Arte, en nuestra pasión (obsesión) por la lectura y sobre todo en nuestra experiencia como redactoras de contenido para blogs, webs, folletos publicitarios y redes sociales durante más de once años.


Ahora sí, ¿nos ponemos manos a la obra?


4 vistas