NO compres seguidores

¿Te has planteado alguna vez comprar seguidores en Instagram?

Muchas empresas piensan que inflando el número de seguidores de sus cuentas venderán más, y lamentamos comunicarles que esto no es así. Los seguidores deben ser reales y segmentados, porque si no jamás interactuarán con tus publicaciones, no les convencerás y mucho menos decidirán comprar tu producto.


Las cifras son importantes, pero hay que saber qué cifra valorar.


Es infinitamente más importante la participación (likes, comentarios, publicaciones guardadas, mensajes privados…) y el tráfico que consigues dirigir a tu ecommerce a través de tus redes sociales que el número de seguidores que tienes en ellas.


Somos conscientes de lo costoso que resulta conseguir seguidores en Instagram de manera orgánica y entendemos que puede resultar muy tentador comprarlos. La mala noticia es que los seguidores falsos son solo un número, que no interactúan, ni dejan


y mucho menos convierten. Además, y no menos importante, pondrás en jaque la credibilidad de tu marca.


Salta a la vista que en una cuenta con decenas de miles de seguidores y apenas unos pocos comentarios por publicación sucede algo sospechoso.


Hay plataformas que te prometen seguidores reales con comentarios en tus redes, pero esos comentarios serán poco adecuados, genéricos, incoherentes con el mensaje de tu publicación y puede que incluso en otros idiomas. Esto pondría tu cuenta todavía más en evidencia.


Usar bots es ilegal según la política de Instagram. Ten cuidado, te van a pillar.


Por otro lado, Instagram penaliza a las cuentas que utilizan malas prácticas para crecer, por lo que podría hacer un shadowban en tu cuenta invisibilizando tus publicaciones para los demás usuarios o incluso podría cerrar tu cuenta, por lo que todo tu esfuerzo y dinero invertido quedaría en saco roto.



Si eres un influencer, tampoco te interesará conseguir un abultado número de seguidores a cualquier precio.


Cualquier marca que valore la posibilidad de trabajar contigo analizará la ratio de engagement de tu cuenta (la relación entre seguidores y participación) y escrutará la calidad de los mensajes en tus publicaciones. De hecho, para una marca puede ser más interesante un micro influencer que otro con un millón de seguidores, porque su mensaje llega a un nicho mucho más específico y el mensaje del pequeño influencer es más cercano para su audiencia. ¿Confías más en la recomendación de un buen amigo o en la de una estrella del pop a la que no conoces personalmente?


Para crecer en Instagram de forma orgánica:

  • Sé constante. Planifica, organiza, mira las mejores horas de publicación.

  • Sé tú mismo, transmite tu filosofía y tus valores. ¡Sé honesto!

  • Comparte contenido de calidad: imágenes y textos óptimos.

  • Interactúa: responde a todos los comentarios que dejen en tus publicaciones y deja tus propias opiniones con sinceridad, humildad y buen rollo en cuentas a las que sigues (o en las que te gustaría que te siguieran).


Y si necesitas un plus para crecer:

  • Invierte en anuncios de pago de Facebook e Instagram bien diseñados y segmentados.

  • Ofrece contenido que ayude a tus seguidores o les aporte valor.

  • Realiza sorteos de vez en cuando.

  • Realiza colaboraciones con otras cuentas, influencers o micro-influencers.



A nuestro modo de ver, comprar seguidores es una mala decisión, y es preferible una labor constante y de calidad que hacer trampa. ¿Y tú, cómo lo ves?


7 vistas0 comentarios